DESTACADO
  • 17 de 06 del 2024

"Crisis en Salud Privada: 1,670 Centros en Riesgo Inminente de Quiebra en Argentina"

En Argentina, la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (Adecra) junto con la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (Cedim), han emitido una alerta urgente sobre la precaria situación económica del sector salud privado, advirtiendo que aproximadamente 1,670 centros de atención están al borde de la quiebra. Esta crisis surge en un momento de tensiones crecientes entre el gobierno y las aseguradoras de salud debido a desacuerdos sobre las tarifas.

Jorge Cherro, presidente de Adecra, comunicó a infobae que la conclusión de la Emergencia Sanitaria y las demandas de nuevas negociaciones paritarias están exacerbando una ya crítica brecha entre los ingresos y los costos operativos. Este desequilibrio amenaza la viabilidad de numerosas instituciones si no se encuentra una solución pronta. Además, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tiene en su radar a 5,000 centros adicionales que podrían enfrentar ejecuciones y embargos a partir del 31 de junio.

El conflicto con las aseguradoras de salud, especialmente sobre los recientes aumentos de cuotas, ha complicado aún más la situación. Cherro explicó que una de las principales aseguradoras incrementó sus tarifas en un 129.4% de enero a marzo, pero trasladó un porcentaje significativamente menor a los prestadores de servicios de salud. Con el PAMI y otras obras sociales también ofreciendo aumentos por debajo de la inflación, el sector enfrenta una severa crisis de flujo de caja.

Aunque el Gobierno ha intentado regular los incrementos tarifarios en base a la inflación, las medidas no han aliviado la presión sobre los hospitales y clínicas, que ya estaban lidiando con el aumento de costos por la inflación y la devaluación de la moneda local. Cherro enfatizó la necesidad de reformas estructurales urgentes que incluyan alivio fiscal y un replanteamiento del marco regulatorio para asegurar la sostenibilidad del sector.

Sin soluciones a corto plazo, el panorama para muchas instituciones es sombrío, con posibles quiebras masivas que afectarían gravemente el acceso a la salud en Argentina. El llamado es claro: es imperativo actuar ahora para prevenir una crisis de salud más amplia que podría tener repercusiones devastadoras en la población.