DESTACADO
  • 17 de 06 del 2024
#Argentina:

#Argentina: "Crisis en Salud Argentina: Escalada de Precios en Insumos Médicos Amenaza Atención"

#Argentina:

La salud en Argentina enfrenta una escalada de precios en insumos médicos que ha alcanzado aumentos de hasta el 1.000% este año, afectando seriamente el sector. La devaluación del peso frente al dólar y los obstáculos para adquirir productos importados han exacerbado la situación. A pesar de que se ha normalizado el abastecimiento de materiales para tratamientos específicos como la diálisis, el costo sigue siendo un desafío significativo.

La Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (Cadra) ha señalado la crítica condición de más de trescientos centros de diálisis. El presidente de Cadra, el doctor Jorge Abdala, comenta que aunque la importación de materiales necesarios se ha resuelto, los precios elevados persisten, particularmente por la valorización en dólares. Productos esenciales, como la heparina, han visto un incremento desmesurado en su precio, repercutiendo en otros tratamientos médicos.

El 90% de los insumos médicos en Argentina son importados, lo que pone en relieve la dependencia del sector salud del mercado internacional y la volatilidad del tipo de cambio. La Confederación Unificada Bioquímica de la República Argentina (Cubra) y el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas también han expresado su preocupación por la crisis que amenaza la continuidad de la atención médica, agravada por la falta de insumos y la demora en pagos por parte de las obras sociales.

Adicionalmente, la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva advierte que tratamientos podrían verse retrasados o cancelados debido a la inflación y las restricciones de importación, lo que pone en peligro la provisión de servicios esenciales de salud.

A pesar de que la Secretaría de Comercio ha confirmado la aprobación del 100% de las solicitudes de importación para la mayoría de las empresas de salud, la incertidumbre sobre la disponibilidad futura de insumos y sus precios refleja la inestabilidad económica del país. La salud, ausente en la agenda electoral, se ve relegada en la asignación de recursos, marcando una tendencia decreciente en la inversión per cápita en las últimas dos décadas. La industria de la salud aguarda soluciones mientras el futuro permanece tan incierto como el del país.